En UManresa, he encontrado un entorno amable y motivador para estudiar idiomas
Marta Sellas Llombart
ESTUDIANTE DE INGLÉS - NIVEL 4 - B2.1

Hace dos años, quería darle un giro a mi trayectoria profesional. Hacía mucho tiempo que dirigía un instituto y quería salir de mi zona de confort. Siempre me ha gustado fijarme nuevos retos y ponerme a prueba.

 

Accedí a una nueva responsabilidad dentro del Departamento de Enseñanza, en la cual pedían un inglés equivalente a un B1. Hasta entonces, yo había estado más de lenguas románicas. Tenía un buen dominio del italiano, pero no del inglés. Lejos de asustarme, decidí ponerme manos a la obra. Si hace falta saber inglés, aprenderé inglés, me dije.

 

De entrada, me apunté para hacer un curso online, pero duré poco. Desde mi punto de vista el aprendizaje de un idioma pasa en la mayor parte por la comunicación directa y personal, y este centro online no encajaba con mis expectativas y necesidades. En definitiva, no era para mí. Como tenía buenas referencias del Servicio de Idiomas de UManresa, me dirigí allí. Ofrecían una gran variedad de niveles y horarios muy amplios. Hice la prueba de nivel y seguidamente me matriculé al nivel B1.

 

Entonces vi que había acertado, ya que encontré un sitio dónde me ofrecía aprender idiomas de una manera amable, exigente, pero sin angustias, e motivadora. La calidad del profesorado es excelente y la relación con los compañeros muy positiva. Participar (¡y ganar!) el concurso de Haikus que organizaron en Sant Jordi fue una sorpresa muy agradable.

Marta Sellas Llombart

 

De hecho, fue el motivo por el cual me acabé matriculando al curso siguiente, el B2.1. Lo he acabado ahora, con la intención de matricularme al B2.2, el curso que viene.

 

Cuando me inscribí por primera vez al Servicio de Idiomas de UManresa, mi intención era simplemente conseguir el B1 que me exigía mi nuevo puesto de trabajo. Pero lo que tenía que ser un trámite, ahora se ha convertido en un nuevo reto. Continuo por el placer que me da aprender y de superarme continuamente, un placer que me ha acompañado siempre, y que ahora, aplico al aprendizaje del inglés. Y es que en UManresa han sabido motivarme como en ningún otro sitio.